Las familias de los recién casados son un asunto central en la vida de toda mujer recién casada. La relación con tus familiares políticos puede definir entre un matrimonio exitoso y uno fracasado, y es mejor que las mismas sean lo más aceitadas posibles, para así evitar discordias, peleas y largas sesiones de psicólogo. Aquí se exponen algunas técnicas para que puedas tener una buena relación con la familia de tu pareja.

pareja24

Familia política y recién casados

Los recién casados tienen mucha presión sobre sus hombros. Además de la convivencia entre ellos, deben tener en cuenta todos los aspectos necesarios para mantener una casa en orden, las finanzas suficientes, el entretenimiento y el tiempo de dispersión, y, por supuesto, la familia política de cada uno.

Debes recordar que tu esposo o pareja ha vivido toda su vida con su madre y su padre, por lo que le costará cierto tiempo adaptarse al estilo de vida de recién casados. Muchas veces, no es que no desee estar contigo, sino que simplemente extraña su viejo estilo de vida. Somos animales de costumbres y de hábitos, por lo que no puedes esperar que deje a su familia de lado por convivir contigo y serán de las asperezas que se tengan que limar en la vida de recién casados.

El lugar de los recién casados.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta que los recién casados necesitan su espacio, su intimidad y su lugar para que la relación prospere y para que su amor se vuelva sólido. Es por esto que, al inicio de una relación de recién casados, se deben poner límites a las familias de ambos integrantes.

Si bien necesitas, tanto tú como tu esposo, un tiempo prudencial de aclimatación a la vida en pareja, las familias políticas de cada uno de ustedes deben permanecer en su lugar, sin invadirlos, y respetar los límites que les han impuesto. Si notas que tu madre o tu suegra se meten donde no se deben, entonces debes comunicarlo de inmediato. Los problemas con la familia política que no se charlan en el inicio tienden a agravarse según pasa el tiempo, así es que hay que aprovechar esta etapa de recién casados para poner las bases.

Compartir tiempo con tu familia política es una de las cosas más enriquecedoras del mundo, ya que así puedes aprender más cosas sobre tu esposo, sobre su anterior estilo de vida y sobre sus gustos e intereses. Además, su madre siempre será su madre y la tuya siempre será la tuya, por lo que es mejor aceptar este hecho y lograr una relación cordial desde el inicio de la vida de recién casados

Lograr este equilibrio entre intimidad y apertura no es algo sencillo y te llevará tiempo para que las perillas se ajusten correctamente. Sin embargo, no debes desanimarte, y no debes tener miedo de decir lo que piensas, porque, a fin de cuentas, la comunicación es la base de toda vida de recién casados.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on TumblrShare on StumbleUpon0Email this to someone

Comentarios