Y como decía mi madre, el amor es como el cristal, una vez que se quiebra, todos los arreglos dejan huella,

Todas las relaciones de pareja tienen sus diferencias. Por eso es muy saludable desde un principio establecer las reglas del juego.

¿Qué estoy dispuesto a aceptar? ¿Y qué no estoy dispuesto?

7

 

Juan y Sofía han vivido en relación de pareja los últimos tres años. El primer año los mantuvo juntos la pasión, la atracción sexual y los momentos felices de los paseos.

Las cosas empiezan a cambiar cuando Juan tiene que salir de viaje por razones de trabajo por largas temporadas y Sofía pasa largas temporadas sola. Al llegar Juan de su viaje, Sofía empieza con las preguntas comunes de una mujer resentida y celosa:

¿Quién fue al viaje contigo?, ¿No pudiste apurarte y terminar antes para no dejarme aquí?, No dejaste el dinero de la renta, etc. etc.

Cuando la actitud inteligente de Sofía debería de haber sido recibir a Juan diciendo: Te extrañe mucho, como me hubiera gustado que estuvieras aquí para que asistieras al cumpleaños de mi amiga, no te mortifiques por la renta, la pague con un préstamo que mi amiga me hizo mientras llegabas.

Este tipo de situaciones hacen que Juan conteste (irrespetuosamente): Fui con gente de la oficina (cosa que no te importa), me faltó tiempo para terminar y tendré que regresar (¡te guste o no!), olvide dejar el dinero de la renta y tu deberías de ayudar en algo (nunca contribuyes).

Estas trivialidades hacen los pleitos más irrespetuosos e hirientes para ambos. Juan se siente totalmente presionado y Sofía siente que Juan no tiene interés alguno en tomar responsabilidad por su felicidad.

Juan nunca olvidará que Sofía no es solidaria y no le brinda paz para trabajar  (creando resentimiento) y Sofía tiene el mismo sentimiento (resentimiento) ya que piensa que a Juan no le importa lo que ella sienta.

Debemos de pensar muy detenidamente que este tipo  de situaciones se deben corregir inmediatamente ya que destilar resentimientos no construye nada positivo en la relacion y siempre deja huella (como las pegaduras en el cristal), por eso hay que evitar que las pequeñas discusiones sean motivo de falta de respeto y comunicación de la pareja.

Sofía Y Juan al tercer año, han superado la prueba de fuego!, han decidido respetarse y tomar una terapia de consejera profesional pues existe el interés por mantener una relación duradera.

Nunca esperes que las llamas consuman lo construido, al primer signo de fuego toma cartas en el asunto y llama a los bomberos.

 

*Imagen cortesía de stockimages / FreeDigitalPhotos.net

Que tengas un bonito Día lleno de Amor, y Respeto

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on TumblrShare on StumbleUpon0Email this to someone

Comentarios